Coup d'État

Trinity: el centenario de un icono

Cartier celebra los 100 años de Trinity, con nuevos diseños, homenajeando su historia y conmemorando sus valores en las joyas más simbólicas y representativas de la Maison.

Read this article in English

Celebrar el emblemático Trinity, es rendir homenaje a Cartier en sí, es conmemorar el nacimiento de una joya que desde su primer diseño instauró una energía cinética que abraza los valores de unión, amor y simbolismo de una armoniosa compenetración entre sentido, sentimiento y diseño.

entry.title

Cartier, nos abre las puertas de su archivo más antiguo para demostrarnos la magia de Trinity junto a un número perfecto; el número tres hecho realidad en la tangibilidad única de un anillo atemporal que ha evolucionado desde su creación, que ha roto los esquemas de lo singular para pluralizar su forma, distinguir su creatividad y exaltar un diseño futurista que destaca como un representativo simbólico de un icono que une a los hermanos fundadores, las tres sedes históricas de Cartier y la trascendencia de La Maison como eje de una joyería inigualable.

entry.title

La huella de Trinity

Una mirada en retrospectiva, nos hace reflexionar sobre la trayectoria de un icónico que con impecable diseño ha permanecido en el tiempo como una joya de pura audacia. La combinación de colores, la fluidez de los anillos, la sencillez de su diseño y el poder simbólico que representa.

Hacia 1924, nace el anillo Trinity. La primera pulsera Trinity fue adquirida por la celebre decoradora estadounidense Elsie de Wolfe. Un año más tarde, la actriz Kendall Lee fue fotografiada en 1925, superponiendo dos pulseras. Personajes como Gary Cooper, Romy Schneider, Alain Delon, lucieron en sus películas a lo largo de las décadas las creaciones de Trinity, demostrando la versatilidad, atemporalidad y dinamismo de las piezas.

entry.title
entry.title

Un icono contemporáneo

Nuevos diseños y versiones XL, un talento que reside en la capacidad de reinventarse gracias a una energía creativa que subyace en el movimiento, sinergia y simetría perfecta de una pieza que se establece con una modernidad atemporal casi mágica.

El juego de volúmenes entre los anillos, más finos o más amplios, su multiplicidad, sus estilos y diseños que con atrevidos y elegantes toques han mutado con el tiempo a lo largo de los años para volverse creativos y dinámicos junto a materiales únicos y estilos auténticos de inigualables formas.

Anillos que con elegante simplicidad reproducen movilidad. Una fluidez entre los tres anillos que ahora en una version XL, aumenta el volumen para potenciar la espectacularidad de esta pieza en su mayor versión.

entry.title
entry.title

Cartier conmemora con dinamismo emblemático, revelando nuevos diseños tan sencillos y depurados como atrevidos, editando la pulsera XL de la década del 2000, una auténtica pieza de culto, ahora en su nueva versión.

Una trilogía cromática que en conjunto se aprecia como una pieza de arte que encaja en forma y pureza a aquel que goza el deleite de lucirla. Una movilidad trabajada con la elaboración de una versión de Trinity que trasciende. El homenaje a la originalidad, con un cambio de forma y distorsión entre los anillos tricolores de oro blanco, amarillo y rosa. Una versión en forma de cojín, cuyos anillos se deslizan unos sobre otros con la misma naturalidad que la versión redondeada. Un diseño que da lugar a una colección que comprende una pulsera, un colgante y los clásicos anillos íntegramente elaborados con oro o con pavé de diamantes.

Tres anillos que se despliegan como un juego de estructuras revelando sus diamantes al compás del movimiento, serán la revelación de un nuevo manifiesto creativo disponible a partir de Marzo del 2024, donde se podrá formar un solo anillo ancho o tres según se desee.

entry.title
entry.title

Cartier celebra el aniversario de un icono

El centenario de este icono, es la celebración de una joya que en sí misma simboliza los valores mas preciados de la Maison. Por un lado la diversidad que plasma en sus tres anillos que se fusionan en una armoniosa partitura; y por el otro el amor en todas sus formas: filial, familiar, conyugal, infinito, indefinido.

Para celebrar los cien años, La Maison celebró tres veladas simultáneas en las tres capitales donde los tres hermanos Cartier se establecieron a principios del siglo XX, construyendo los templos de La Maison: rue de la Paix, Fifth Avenue y New Bond Street.

Tres, ¡El número perfecto, el número mágico!

entry.title
entry.title
entry.title
entry.title

En Nueva York, el primero de febrero en el Chelsea Hotel, en presencia de Tara Shahidi; en Londres el 5 de Febrero en Ladbroke Salon con Paul Mescal y finalmente en París el 7 de febrero en un evento nocturno en el Petit Palais, donde se unieron los embajadores de Trinity: JISOO, Jackson Wang y Labrinth. Amigos de la Maison y otros embajadores globales entre ellos Jake Gyllenhaal, Vanessa Kirby, Rami Malek, Monica Bellucci, Sofia Coppola, Isabelle Huppert entre otros, se unieron a una celebración entre los espacios emergentes que permitían descubrir las nuevas creaciones de Trinity, incluidas las versiones cuadradas, clásicas y XL.

entry.title
entry.title
entry.title
entry.title

Tres anillos cargados de sentido y sentimientos

El homenaje a Trinity, es un homenaje a Cartier ya que todo comenzó con él, un anillo surgido de Louis Cartier, muy alejado de los estándares de la época y que introdujo la joyería en la era moderna y con el tiempo se convirtió en el primer icono de la Maison. Una historia que resuena al unísono con los tres hermanos: Louis, Pierre y Jacques, y que a su vez se mimetiza con las tres boutiques históricas de la Maison en Parías, Londres y Nueva York.

entry.title

“Para reinventar Trinity empezamos por el principio: tres oros para tres anillos independientes inseparablemente entrelazados. Tres en uno y uno en tres. Pero también por la emoción que emana de su rotación... Guiados por estos valores sagrados, quisimos capturar la esencia absoluta del original mediante una fórmula única y aún más creativa…El anillo Trinity modular es el resultado de un enfoque contradictorio del diseño: construcción y luego deconstrucción. Como en un puzzle kumiki, en el que cada pieza de madera encaja perfectamente, imaginamos los anillos de Trinity entrelazados para formar una única estructura, y luego hicimos ingeniería inversa para deconstruirla en tres partes. Una solución que, naturalmente, crea múltiples formas de llevar el mismo anillo, lo que hace que esta versión de Trinity sea tan contemporánea como universal. Lleva el anillo en perfecta fusión para un look discreto durante el día, y luego libera los anillos por la noche para revelar los diamantes”.

-Marie-Laure Cérède, directora creativa de joyería y relojería

entry.title
entry.title

Un icono universal que enlaza en una cifra mágica y perfecta a aquellos que se dejen encantar por los lazos de amor que teje a diario Trinity y que lo han instaurado como la firma de Cartier entre figuras celebres y desconocidas, sin límite de edad, sin fronteras, sin conformismo, para él y ella, sin tabúes, el manifiesto de una universalidad icónica: el reflejo de la perfección de Cartier.

entry.title

Creditos en orden descendiente:

Archives Cartier Paris © Cartier

Photo Edward Quinn, © edwardquinn.com

Gary Cooper photographed by Eugene Robert Richee in 1931.

Jean Cocteau photographed by Boris Lipnitzki in Milly-la-Forêt in 1951.

Archives Cartier Paris © Cartier

Trinity collection: bracelet, earrings and three-band rings, three-band lighter, 1982.

Para consultas
contacte
hola@coupdetatmagazine.com